LIMPIO SUS ORIGENES

Aunque la referencia a su origen se remonta a los acontecimientos propios de la conquista, la historia de Limpio no tiene ningún relato cronológico. Para ordenar los datos de su origen, vale la pena recordar la época en la que el intrépido Capitán de Vergara, Domingo Martínez de Irala, llegó a la región (1537) y dio “cuna al mestizaje” casándose con Yvoty Sa’yju, luego llamada Leonor, hija del cacique Mokirase; y tuvo “carta blanca” entre los nativos lugareños.

Mantiene una privilegiada posición geográfica, circundada por amplios y fértiles valles, abarcando los Campos Limpios de Tapu’a, por lo que durante un gran lapso se denominó “San José de los Campos Limpios”, nombre que fue recortado con el tiempo y quedó en Limpio.

Es considerado como uno de los primeros poblados del país. Los primeros contactos de los colonizadores españoles con los indígenas del Paraguay se dieron dentro de la jurisdicción de lo que hoy es el departamento, concretamente en el puerto de Tapuá (hoy Limpio), pocas leguas arriba del sitio donde se fundó Asunción.

Algunos de sus barrios todavía conservan un carácter netamente rural – agrícola mientras que otros están en una creciente urbanización. Limpio posee un puerto sobre el río Paraguay llamado Piquete Cué, a través del cual se realizaban actividades comerciales para las industrias del lugar.